La importancia del trabajo en equipo

La formación de equipos ha ido más allá de simplemente ver las relaciones entre los individuos y proporcionar retroalimentación a las personas.Son una fuente de enriquecimiento y profundidad en la obtención de información.

Si se componen de personas con diversa formación, las opciones producidas suelen ser más amplias y el análisis más crítico.

La formación de grupos de trabajo se convierte en un buen sistema de sugerencias, lo que también los hace ser un medio para motivar a los empleados, involucrándolos en los sistemas de recompensas y en la toma de decisiones de la organización.

Favorecen un aumento de la participación de los integrantes del equipo en el trabajo, hacía la empresa, así como una manera de compromiso y lealtad hacía la empresa, motivándolos a ser mejores en su desempeño.

Los grupos/equipos de trabajo normalmente tienden a tener muchos puntos en común:

Objetivo del grupo.

Diferenciación de funciones.

Sistemas de valores.

Normas de comportamiento.

Niveles de poder.

Influencia.

Grados de cohesión.

Se desarrollarán mejores relaciones interpersonales, se satisfacen las metas personales y se producen otros dividendos positivos. Todo ello para logros personales y organizacionales simultáneamente.

Actualmente los equipos de trabajo (o teamwork) son considerados imprescindibles para generar nuevas ideas y mejores soluciones, especialmente en los niveles gerenciales medios y altos de las empresas.

El proceso de constitución de un equipo de trabajo suele durar entre 8 y 12 meses.