Tipos de reclutamiento

– Interno: Se trata de buscar entre mis trabajadores a posibles candidatos (promoción).
Ventajas: Es más económico en tiempo y en dinero; ya conoce a las personas (candidatos); el candidato conoce a la empresa (un trabajador no es 100% productivo hasta que no pasan 6 meses; en el caso del reclutamiento interno este periodo se acorta); aprovecho la inversión que hice en formación (la formación se suele hacer para ir desarrollando; si viene alguien de fuera quizás haya que formarlo); mejora el clima de la empresa; se incrementa el compromiso y la motivación de los trabajadores de la empresa.
Inconvenientes: Endogamia (no entran ideas nuevas); frena el cambio y la innovación; a veces genera sensación de inequidad entre los trabajadores (porque han elegido a uno y no a otro).
– Externo: Cuando consideramos que el reclutamiento interno tiene más inconvenientes que ventajas o no lo consideramos conveniente por cualquier razón (Ej. A la hora de abrir un nuevo departamento).
Ventajas: Mejora la innovación y los procesos de cambio; aprovechamos la formación que han dado otros.
Inconvenientes: Es más costoso; puede generar mal clima y desmotivación de los trabajadores.
o Tipos:
+ Anuncio de prensa. Ventaja: puedo ampliar la cobertura del reclutamiento; inconveniente: es el procedimiento más caro.
Se pueden utilizar como lanzadores del anuncio:
· Internet.
· Oficinas públicas de empleo.
· Centros educativos (universidad, ciclos formativos,…).
· Oficinas concertadas de empleo.
· Periódicos.
+ Oficinas de empleo. Ventajas: son gratis; tienen una buena base de datos por lo que voy a encontrar candidatos (incluso pueden hacer ellos la selección aunque no es muy recomendable); es un procedimiento rápido. Inconvenientes: puede que los candidatos no tengan el perfil deseado.
+ Tener una cartera propia de candidatos. Hay empresas que crean su propia bolsa de trabajo, de antiguos reclutamientos, ya que lo aconsejable es guardar todos los curriculums que luego nos pueden servir (más de un año, esta información pierde validez).
Ventajas: es económico; ya tengo la información del candidato e incluso de algunos tengo los resultados de las pruebas que hayan realizado. Inconvenientes: la información caduca porque tiene una vigencia en el tiempo.
+ Buscar en empresas de la competencia. Ventajas: el trabajador conoce la tarea; nosotros conocemos las competencias del trabajador porque, aunque no haya trabajado para nosotros, sí estamos periódicamente i diariamente trabajando con él. Inconvenientes: puede ser que las relaciones con el cliente, proveedor o empresa al que le “quitemos” al trabajador empeoren.
+ Centros educativos, ETT, “Head Hunters” (Cazatalentos). Se trata de contratar a una persona que se dedica a buscar en otras empresas a candidatos para llamarlos a la selección.

Tendremos que utilizar unos tipos u otros en función del puesto, la empresa, el momento,…, no siempre tenemos que acudir al anuncio de prensa ya que es el único con el que no tengo ninguna referencia de los trabajadores y, además, es uno de los más costosos. Hay que valorar la situación para determinar el tipo de reclutamiento que vamos a utilizar.
– Mixto: Se trata de un reclutamiento externo pero utilizando a los propios trabajadores como fuente de reclutamiento.
Ventajas: mejora el clima y la motivación de los trabajadores porque sienten que se cuenta con ellos; mejora la innovación y el cambio.