La motivación en el trabajo

En esta época de recesión y cambios a causa de los despidos y de la alta tasa de desempleo, los miedos y la incertidumbre aparecen en los trabajos.

La motivación del empleado es un factor clave a la hora de buscar resultados en la empresa. Es lo que movilizará al trabajador a ejecutar una actividad. Es el motor que empujará al empleado a realizar las tareas de forma eficiente.

Algunas personas pueden comenzar un trabajo sin más, mientras que otros necesitan de un empujón en la dirección correcta antes de poder llegar a conseguir los resultados esperados.

La calidad en un trabajo puede tener dos causas:

  • Natural: el trabajo en sí le motiva
  • Impuesta: su fuente de motivación es el jefe o los objetivos.

El headhunting es una forma de reclutar a profesionales de alto nivel según su carrera profesional y el perfil que una empresa necesita. La persona encargada de realizar las entrevistas a altos directivos conoce muy bien las características de la organización para la que busca un candidato. Él sabe que la motivación funciona si el estímulo es el correcto. Las entrevistas y los candidatos se adaptan a lo que está buscando la empresa para la que trabaja.

En esta época de crisis ha aumentado el número de personas que dan más en sus trabajos, a cambio de menos. La causa principal es el miedo a perder el trabajo. Pero más allá de esto, los empleadores deben observar y cuidar de estos trabajadores por su valía y porque es un capital muy dentro de la empresa. Muchos de ellos necesitan de un alto nivel de motivación para realizar sus trabajos y otros un poco menos. El departamento de Recursos Humanos de una empresa no debe descuidar a ningún empleado motivado. Promover un incentivo o una recompensa a la persona motivada repercutirá en que ese empleado responderá de la misma manera en la siguiente tarea.

Los incentivos

Es aconsejable la práctica de una buena administración en la mejora de incentivos para los trabajadores que se encuentran en todos los niveles de la motivación dentro de una empresa.

Existen empresas de headhunters dedicadas de forma exclusiva a la búsqueda de candidatos con altos perfiles profesionales, basada en bases de datos propias, entre conocidos y en empresas del sector. Luego, realizan una serie de entrevistas hasta que encuentran al aspirante idóneo que presentarán a la compañía. Habrán tenido en cuenta su experiencia, sus ambiciones y estímulos para elegirlo como el mejor candidato para ese puesto.

Dentro de la empresa es recomendable la creación de un sistema de incentivos basado en un estándar de recompensas, para que el desempeño laboral de los empleados responda en su conjunto a una serie de objetivos.