Tipos de entrevistas de valoración del rendimiento

A la hora de hacer una entrevista de valoración podemos salir con tres tipos diferentes:

– Satisfactoria: se merece un ascenso. El desempeño de la persona es satisfactorio y tiene un ascenso por delante. Su objetivo será discutir los planes para la carrera personal y elaborar un plan de acción específico para el desarrollo educativo y profesional que necesita para pasar al siguiente puesto.
– Satisfactoria: no se merece un ascenso. Entrevista para los empleados que tienen un desempeño satisfactorio pero que no pueden recibir un ascenso. Tal vez no haya espacio en la compañía. Algunos empleados también podrían estar contentos donde están y no quieren ascender. Su objetivo no es mejorar ni desarrollar a la persona, sino mantener un desempeño satisfactorio. La mejor opción suele ser encontrar incentivos que sean importantes para la persona y suficientes para mantener su desempeño satisfactorio. Éstos podrían incluir más tiempo libre, un pequeño bono, más autoridad para manejar un trabajo. Ligeramente ampliado y de refuerzo.
– Insatisfactorio: debe corregirse. Cuando el desempeño de la persona es insatisfactorio pero se puede corregir, el objetivo de la entrevista es plantear un plan de acción para corregir el desempeño insatisfactorio.