RRHH

El ajuste de Horario

Blanca Andrada es vigilante de seguridad, trabajadora por turnos dentro de un margen entre las 7 y las 23 horas de lunes a domingo, lo que le impedía poder cuidar de su hijo durante las noches y los fines de semana.

Sin embargo, a partir de ahora podrá conciliar su vida laboral y familiar ya que una jueza de lo Social ha declarado el derecho de esta trabajadora a ajustar su horario para poder atender a su hijo Ower, de 23 años y con síndrome de Down (tiene un discapacidad del 76 por ciento y sufre diabetes).

Ower acude a diario al Centro Ocupacional de la Fundación Juan XXXIII en régimen de media pensión, de 8.30 horas a 17.30 horas. Una asistente social le presta ayuda en su domicilio en las horas en las que no está en el centro. Le asea, le acompaña a la ruta y le recoge, entre otras actividades.

La empresa para la que Blanca trabaja alegó cuando la trabajadora les pidió librar los fines de semana y festivos que había una «inexistencia del derecho del trabajador a fijar la jornada de trabajo que mayor convenga a sus intereses».

La Justicia le da ahora la razón, al apreciar «justificada» su petición, atendiendo a sus circunstancias familiares. Así, declara el derecho de Blanca Andrada a conciliar su vida laboral con la familiar, rechazando en su totalidad los argumentos esgrimidos por la empresa.

En su sentencia, la jueza recuerda que en la fecha de presentación de la demanda estaba en vigor la Ley Orgánica para la igualdad efectiva de hombres y mujeres. En una disposición sobre el Estatuto de los Trabajadores, establece que «el trabajador tendrá derecho a adaptar la distribución de la jornada laboral para hacer efectivo el derecho a la conciliación personal, familiar y laboral».

Soy Licenciada en Ciencias del Trabajo y Diplomada en Relaciones Laborales. Durante mi formación me especialicé en Recursos Humanos (RRHH)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *