Cómo encontrar empleo en las redes sociales

Consultor sénior, business partner -nómina y Seguridad Social-“. Es una oferta de trabajo real publicada la semana pasada en Twitter, en el perfil de la plataforma online Wiseri. Aquello de escudriñar en los anuncios del periódico parece del pasado. Ahora, en 140 caracteres se puede recibir un ofrecimiento para encontrar empleo.

El primer paso es dejar las reticencias a disponer de perfiles en las diferentes redes sociales, incluidas las cada vez más habituales profesionales. La más conocida es Linkedin, aunque hay muchas más. “Sí, las utilizamos como una herramienta para buscar candidatos. Las manejamos todas”, reconoce Andrés Fontenla, director general de Future Step, filial para la selección de mandos intermedios del headhunter Korn Ferry. Algunas, como Xing, Orkut o Viadeo, están especializadas. Otras, como Wiseri (muy enfocada a perfiles tecnológicos, de momento) o JobandTalent son iniciativas españolas. Y Facebook y Twitter, que para muchos solo eran útiles para el ocio, comienzan a dar sus frutos a la hora de encontrar trabajo.

Según un estudio de la red Viadeo, el 51% de los españoles usa ya la web 2.0 para encontrar empleo, un 31% tiene un perfil en alguna red profesional, y el 10% ya ha encontrado trabajo gracias a sus contactos virtuales.

“Tenemos dos herramientas de búsqueda, una para portales de empleo, redes profesionales y también las personales, como Facebook y Twitter, y otra para candidatos que tienen un empleo y no solicitan activamente otro”, explica Fontenla. “El 89% de los reclutadores en EE UU ya utiliza las redes sociales para buscar candidatos”, asegura Pedro Rojas, experto que participó en la masterclass Recruitment 2.0, organizada por JobandTalent en Madrid y Barcelona, cita a la que acudieron más de 300 responsables de recursos humanos. “Las pymes ahora pueden aprovechar las redes para encontrar empleados. Ofrecen muchas ventajas, como contactar a candidatos no disponibles, reducen costes y conectan el nivel personal y profesional”, añade. “A mí me gusta utilizarlas para posiciones con cierto grado de especialización. Por ejemplo, un directivo de 35 años de un banco de inversión es probable que esté en grupos y en contacto con gente de su país, de su sector y de su edad”, revela Alberto Bocchieri, socio de Pedersen & Partners, una firma de cazatalentos. Fontenla también aclara que últimamente se está poniendo de moda el concepto “comunidad del talento”, donde las empresas mantienen la comunicación con futuribles candidatos a través de información -no necesariamente sobre empleo- en la web y en sus sitios 2.0. Felipe Navío, consejero delegado de JobandTalent expone que, además de Linkedin, están surgiendo aplicaciones de empleo para Facebook como Branchout, Workfocus, Torprospect o Jibe: “Todavía no se sabe cuál ganará. Pero en seis o doce meses tendremos algún campeón por regiones”.

Consejos

Navío aconseja estar en todas estas webs y aplicaciones. “En Linkedin, seguro. Hay que posicionarse de forma sutil. Nada de poner ‘busco empleo’, porque resta valor. Si está en paro, recomiendo que sea activo, que se una a grupos, que ofrezca información”. Así también lo cree Fernando Córdova, responsable de recursos humanos de ING Direct: “Es esencial tener el currículum actualizado permanentemente. Y adoptar una postura activa en la búsqueda de empleo, revisando todos los días tus perfiles, ya que si una empresa te contacta por esta vía, va a valorar la capacidad de respuesta. Participar en foros aportando ideas y experiencias es una buena manera de mostrar tu valía ante empresas y seleccionadores”.

“Lo primero es saber cuál es tu trabajo objetivo, buscar las paginas para buscar trabajo de las empresas, tener cuidado con los niveles de seguridad de nuestros perfiles, qué es público y qué no, cuidar nuestra reputación online, qué opiniones dejamos en los grupos o generar alertas en la web”, dice María José Martín, directora de atracción y gestión de talento de Manpower, quien reconoce que la firma realiza búsquedas a través de Linkedin, se comunican con candidatos, ofrecen asesoramiento por Facebook y utilizan Twitter para dar información o publicar alguna oferta.