Empleo,  Mercado Laboral

Outplacement: Desvinculación Asistida

La situación de crisis actual ha provocado un proceso de despidos masivos. Las personas que han perdido su trabajo, aun entendiendo las causas, pueden llegar a caer en estados que van desde el desconcierto y la baja en su autoestima, hasta la depresión.

Es natural que el ser humano sienta como un fracaso personal el ser despedido de una empresa. Los motivos los podrá racionalizar, pero el sentimiento de pérdida los puede llevar a tomar decisiones apresuradas y a no prepararse adecuadamente para manejar esa transición tan importante en su vida. La mayoría de las personas despedidas no suele estar en condiciones de utilizar con eficiencia el pensamiento lógico, sus experiencias, capacidad de razonamiento u otras habilidades, para realizar acciones útiles que le lleven a obtener un nuevo trabajo, oficio u ocupación.

De hecho, es el momento perfecto para hacer un alto en el camino y evaluar los objetivos de vida, los valores y los deseos a futuro, tanto personales como familiares. Mucha gente es despedida después de 5, 10, 20 ó más años de haber trabajado y en ese tiempo nunca se detuvo a ver para donde iba.

Sin embargo, es muy difícil que una persona pueda por sí misma manejar los sentimientos de fracaso mencionados arriba y además sentarse a evaluar su objetivo de vida.

Es por eso que existe la práctica del Coaching y el Outplacement – no existe un término en español, pero se ha llegado a utilizar “Desvinculación Asistida” como traducción, sin embargo, nosotros preferimos utilizar el término “Transición Asistida” ya que efectivamente, la persona está pasando de un estado a otro y da la idea de movimiento.

¿Qué es el Outplacement?

* Un proceso de asesoría para ayudar al individuo a pasar por el sentimiento de pérdida (duelo) y apoyarlo, de ser necesario, con algún taller de autoestima o autoconocimiento.

* Un análisis de sus capacidades, sus intereses y las posibilidades del mercado.

* Determinación de un plan de mercadeo personal y una campaña de búsqueda activa.

* Un asesoramiento para optimizar las posibilidades a la hora de presentar una candidatura para un determinado puesto de trabajo que incluye: elaboración del currículo, manejo de entrevistas, negociaciones, investigación del estado de una empresa.

No se debe confundir el Outplacement con una terapia psicológica o con un curso sobre “cómo encontrar empleo en 4 pasos”. Tampoco es agencia de colocaciones y por supuesto no trata, bajo ninguna circunstancia de garantizar que una persona obtendrá un trabajo al terminar con el proceso.

El objetivo del Outplacement es, mediante una serie de técnicas, lograr que el interesado encuentre su objetivo, entienda y valore sus capacidades y habilidades, haga un plan específico de mercadeo personal y practique las técnicas de entrevista, negociación e investigación para presentarse como un fuerte y serio candidato ante el mercado.

Entre las ventajas del Outplacement están:

1. Contribuye a disminuir el tiempo de paro o cesantía del desempleado.

2. Proporciona respaldo profesional con asesoría durante todo el proceso de recolocación, ayudando a identificar habilidades, preferencias y oportunidades laborales.

3. Procura que el despido sea percibido por el afectado como un desafío y una nueva oportunidad más que como una quiebra o una desgracia.

4. Fortalece la autoestima y confianza del empleado.

5. Pero también en la empresa: minimiza el impacto negativo que hay cuando se despide personal.

6. Envía un mensaje de buena voluntad y humanismo a los empleados que se quedan.

7. Da una imagen positiva de la empresa tanto interna como externamente: clientes, autoridades, medios de comunicación, etc.

8. El rencor que pueda existir en la persona despedida disminuye considerablemente, disminuyendo también la probabilidad de problemas legales.

Las empresas creen que este proceso es caro y hasta lo pueden ver como un gasto innecesario, pero no es así. Las ventajas de otorgarle a su personal saliente un Taller de Outplacement conlleva, bien manejadas en su empresa, mejorarán la imagen de la misma ante los empleados que se quedan y ante la sociedad. Es una inversión inteligente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *