RRHH

La primera impresión

Es posible que ahora te encuentres haciendo muchas entrevistas de trabajo para acceder a un puesto de trabajo que, aunque puede no ser estable ni estar bien pagado, lo más normal es que en sí suponga un gran alivio para muchos tener un sueldo a fin de mes.

Sin embargo, para ir a una entrevista no sólo tienes que cuidar la forma en la que vas a expresarte (y a prepararte mentalmente para dar respuesta a aquello que te pregunten) sino que también has de prepararte en el estado físico, eligiendo tu ropa y forma de peinado, maquillaje, etc.

Normalmente todos nos solemos guiar por la primera impresión que tenemos de las personas. Para nosotros ver a una persona que va a una entrevista con unos pantalones de cuero, algunos piercings y demás suele condicionarnos a pensar mal sobre esta persona y acabamos descartándola (aún cuando su currículo puede ser mejor que el de otra persona).

Así somos nosotros, discriminación visual, si, pero es lo que ocurre. Por eso muchos llaman a las entrevistas «sesiones de disfraces» porque son muchos los que disfrazan su verdadera personalidad para tener las mismas oportunidades que otros.

Claro está, esta tendencia va cambiando pero muy lentamente.

Soy Licenciada en Ciencias del Trabajo y Diplomada en Relaciones Laborales. Durante mi formación me especialicé en Recursos Humanos (RRHH)

One Comment

  • esther

    si, yo primero como Reclutadora y ahora como desemplea, lo vivvo, tengo dos meses asi,

    saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *