Rendimiento

Motivación laboral

motivacion-laboral

La motivación laboral es un estado de ánimo que te impulsa a hacer algo. Los elementos de la motivación son: la persona, el incentivo o estímulo, el objetivo y el contexto.

La persona puede estar motivada o puede no estarlo, no existe la «motivación a medias» o «casi motivado» o «más o menos motivado».

El incentivo o estímulo está estrechamente relacionado a una necesidad. La necesidad puede ser de cualquier tipo. La eficacia del estímulo está relacionada al grado de necesidad que tenga la persona.

El objetivo es lo que la persona quiere alcanzar porque sabe que su logro le permitirá satisfacer una necesidad. Hay quienes lo confunden con el incentivo. Por esa confusión muchos programas de motivación laboral fracasan.

El contexto, es el marco social en el cual se encuentra la persona. El marco social tiene varios niveles: empresa, estrato socioeconómico, país. Hay que imaginarlos como circulos concéntricos. El contexto es muy importante para el tipo de necesidad que experimentan las personas.

Si buscas que un trabajador se esfuerce por alcanzar un objetivo tienes que motivarlo. Si quieres motivarlo identifica su contexto y sus necesidades. Sobre esa base, ofrécele el incentivo y muéstrale el objetivo a lograr.

No siempre lo que motiva a uno motiva a otro. No siempre lo que motiva hoy motivará mañana.

Si se quiere motivar a una persona no podemos ignorar el tiempo y el espacio.

Ronald Maraví

2 Comments

  • Gustavo Ruiz

    Un planteamiento interesante, desde luego. Yo incorporaría la etapa de carrera, entendida como años que una persona lleva en el puesto.
    Sin olvidar el dinero, que es el primer motivador, y el poder, que es el segundo. Tengo la hipótesis de que una matriz que contemple antigüedad, poder y dinero se constituye en el marco necesario para arreglar el tema de la motivación en las compañías.
    Aunque cuando hablamos de dinero…
    Felicidades por el post. Da para pensar, desde luego

  • Neida - Venezuela

    Un tema muy interesante, considerando las necesidades humanas de maslow; como un equilibrio del hombre, entre cuerpo, alma, espiritu: donde el mundo su naturaleza tiene un equilibrio perfecto, la ubicación del mar, el sol, los planetas… el hombre de esta sociedad en busca de un estatus, cubres sus necesidades pero el resultado motivador es que cuando cumpla su objetivo se vuelve realidad; pero donde queda la felicidad del espiritu, o mejor dicho el regosigo de conseguir lo que se quiere… si el hombre siempre quiere conseguir más… en conclusión tener una actitud; para sentirnos bien, nosotros internamente; y habran necesidades que no hacen falta cubrir…. para impulsarnos a seguir adelante… el dinero no es la felicidad que tanto se busca…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *