Empleo

Employer branding

Invertir en las personas es lo que esconden las políticas de employer branding, que no es otra cosa que la gestión de la marca para atraer y retener talento. Este concepto, que transmite el mensaje y la filosofía de ‘el mejor lugar para trabajar’, se ha popularizado durante años con Google.

employer-branding

Con las cifras de desempleo que se manejan actualmente, ¿tiene sentido hablar de employer branding? La respuesta de Casado es que sí, «porque la gente buena sigue trabajando, está atónita y está perdiendo esa confianza necesaria. Y por otra parte, entre los desempleados escasean las personas con talento suficiente». Por estas razones, las organizaciones más que nunca deben asumir su función de creadores de marca. Para ello, las áreas de márketing, recursos humanos y comunicación deben ir de la mano. La esencia, según Casado, reside en las tres P: place, price y promotion. «Las empresas deben crear un concepto auténtico como Google para que haya más alegría y donde el respeto y la obligación sean los elementos centrales. En lo que se refiere al price, la compensación tiene que tener una parte emocional. Y, por último, las empresas deben profesionalizar la parte de promoción y desarrollo para que, de esta manera, los empleados se conviertan en verdaderos embajadores de la marca».

Las experiencias de estas organizaciones confirman que la comunicación, el márketing y la gestión de personas tienen que unirse para lograr un objetivo común: captar y fidelizar a los mejores. Por ejemplo, AVON recurrió a los medios de comunicación masivos para el reclutamiento de nuevas distribuidoras. Y para fidelizar a sus empleados, NH Hoteles puso en marcha un programa de reconocimiento interno destinado a premiar, mediante créditos canjeables por noches de hotel aquellas ideas de los empleados que ayuden a cumplir el plan estratégico o que mejor reflejen los valores de la compañía. Iniciativas de este tipo contribuyen a aumentar la satisfacción y el compromiso de los empleados a través de la gestión. Unos valores que se traducen en resultados: Hace tiempo Mark & Spencer aumentó sus ventas un 3% al elevar la satisfacción de sus empleados un 1%.

Reclutar a través de los nuevos soportes

Las redes sociales y profesionales han permitido a las empresas llegar a sus empleados y a sus candidatos. Esos puntos de encuentro online constituyen la carta de presentación para muchas organizaciones y, en ocasiones, se convierten en un medio de reclutamiento. Es lo que se denomina ‘recruitment márketing’. El libro ‘Employer branding’ recoge algunas de las claves para transmitir un mensaje a través de estos nuevos soportes: ser directos, claros y muy concisos; ser relevantes para el ‘target’; que reflejen los intereses de la audiencia; ser sinceros y honestos, huyendo de los tópicos publicitarios; y, sobre todo, ser transparentes y evitar la letra pequeña.

Por Montse Mateos

One Comment

  • Monica

    Invertir en los empleados es invertir en la supervivencia de la empresa. El mejor marketing viene desde dentro, de las personas que trabajan en la organización. Si hay una gran insatisfacción, esto se traducirá en un menor desempeño, y por consiguiente impactará en la satisfacción del cliente. Para realizar el employee branding, es preciso saber, qué áreas son necesarias mejorar. Ahí es cuando un estudio de clima, y focus group pueden ayudar a la compañía a implantar las mejoras apropiadas acorde a las necesidades percibidas por los empleados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *