como comunicar un despido
Relaciones laborales

Como comunicar un despido, la salida de los empleados

En rachas como la actual, en la que los recortes de personal están a la orden del día, no está de más recordar las reglas básicas que rigen a la hora de informar a un empleado de que la empresa ya no requiere de sus servicios, o, dicho de un modo más crudo, que está despedido. El recordatorio tiene importancia sobre todo en el caso de los responsables de recursos humanos, que a menudo se ven obligados a llevar a cabo esa dolorosa tarea en ausencia (o dejadez) de las personas que deberían acometerla y que son quienes tomaron la decisión de prescindir de ese empleado.

La situación puede resultar incómoda, difícil y hasta dolorosa para la persona que tiene que dar la cara por la empresa, pero recuerda siempre que ese momento no tiene que ver contigo, sino con la persona que está siendo despedida y que se enfrenta a un grave problema personal, económico y probablemente familiar. Así que no recurras al “esto también es difícil para mí” o al “no es decisión mía”, porque la víctima en ese diálogo es el otro, siempre, y en todo caso tú sí sigues formando parte de la empresa responsable de la decisión.

Los despidos pueden tener muchas causas y en función de ellas la entrevista puede presentar enormes diferencias. No es lo mismo un despido por mal desempeño que un despido para reducir costes. Sin embargo, hay unas cuantas reglas básicas que conviene que tener en cuenta en todos los casos:

  • Concierta una entrevista cara a cara. Aunque la legislación permite comunicar el despido por escrito, es mejor reservar ese sistema para los casos en los que la relación entre el empleado y la empresa están tan deterioradas que no existe vía de diálogo posible. El despido a través de un escrito se percibe como mucho más frío e impersonal y sin duda transmite al empleado un mensaje de desprecio por parte de la compañía, que de ese modo rehúye el mal trago de la conversación personal. Recuerda siempre que, para mal trago, el que pasa el empleado despedido.
  • Elige el mejor momento. Hay quien recomienda comunicar los despidos siempre el viernes por la tarde, para evitar que se genere demasiado revuelo entre compañeros y clientes. Aún así, hay quien puede sentirse burlado si recibe la noticia tras una semana especialmente dura de trabajo, por lo que hay que estudiar cada caso. (Por favor, no lo hagas un viernes, intenta encontrar, si es posible, otro día, por el bien de la persona despedida)
  • Sé claro y conciso. Nada de andarse con rodeos: comunica la mala noticia nada más empezar la entrevista. Cualquier intento de crear un ambiente distendido podría percibirse como una burla por parte del trabajador. La situación es seria, estás dejando a alguien sin trabajo, así que no es el momento de bromear, ni de hablar del tiempo.
  • Sé elegante. Es importante comunicar claramente las causas del despido, pero, sobre todo si el despido es por cuestiones de desempeño (bajo rendimiento, continuas faltas graves, problemas de disciplina…) tampoco es necesario complacerse con ello, ni remover en los incidentes que han llevado a tomar la decisión.
  • No discutas. La decisión está tomada, así que no tiene sentido emprender un debate sobre si los motivos son o no son justos. La reunión es meramente informativa, no una negociación, así que mejor no dejar puertas abiertas que generen falsas expectativas.
  • Sé compasivo. Existe la posibilidad que el empleado tenga una reacción emocional, lo cual es perfectamente normal. No reprimas sus expresiones de dolor o shock. Ayúdale escuchando lo que tiene que decir. Todos podemos vernos en esa situación y es de agradecer un poco de cercanía y comprensión.
  • Trata de mantener abiertas las vías de diálogo. El empleado tendrá la tentación de quemar las naves y decir todo lo que ha estado callando, pero hay que evitar caer en la provocación. Siempre es mejor acabar en los mejores términos posibles, ya que un empleado que se va de malos modos puede perjudicar la imagen de la empresa más que un cliente insatisfecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *